viernes, 24 de agosto de 2007

Manos negras y Minorias silenciosas

Una breve reflexión inspirada por el reportaje de Christiane Amanpour en CNN sobre los "Guerreros de Dios":
Algunas minorias dominan la escena de la matoría de los movimientos sociales (políticos, económicos, religiosos, culturales, etc).

Uno de los motivos que explican su poder sobre el conjunto de la sociedad es el apoyo que esas "Minorías ruidosas" reciben de líderes en la sombra (personas u organizaciones con intereses especiales), y el modo en que los poderes instituidos les dan protección y publicidad.

Pero por mucha fuerza que tengan las "Manos negras" que tiran de los hilos de grupos terroristas, lobbies, asociaciones u organizaciones no gubernamentales, no basta para explicar la influencia que tales colectivos ejercen sobre el conjunto de la sociedad.

Es necesario considerar la influencia de "Mayorías silenciosas", pues su papel no se limita a ser el objetivo pasivo de las presiones de las minorias ruidosas para dirigir el comportamiento de las masas en la dirección que marcan sus intereses particulares. De diversos modos las mayorías silenciosas expresan su opinión y ejercen su capacidad de decisión dando apoyos indirectos a personas o grupos en los que perciben la personificación visible de sus ideas o intereses más profundos.

viernes, 17 de agosto de 2007

Medios de comunicación y calentamiento social

Científicos y filósofos han reflexionado acerca de las características que en el curso de la evolución marcaron un punto de inflexión que diferenció al ser humano del resto de los animales.¿Qué factor fue el determinante de la emergencia de una inteligencia que cambió el curso de la evolución natural en nuestro planeta, iniciando una era en la que una sola especie sería capaz de transformarse a sí misma y de modificar su entorno?¿El bipedismo y el desarrollo de las habilidades manuales? ¿El descubrimiento del fuego o la rueda? ¿El desarrollo de la agricultura y la ganadería?
Por encima de estos importantes hitos en la historia de la evolución humana, sobresale el desarrollo de los medios de comunicación.
El desarrollo de un lenguaje articulado no sólo permite transmitir mensajes concretos, sino también ideas complejas.
La posibilidad de compartir conocimientos, sentimientos e ideas permitió desarrollar nuevos modos de organización social.
La internalización del lenguaje potenció las capacidades de recordar acontecimientos y vivencias, de imaginar realidades alternativas, y de razonar.
La transmisión de memorias de modo verbal y escrito permite trascender limites temporales y espaciales.
El progresivo desarrollo de los medios de comunicación (escritura, imprenta, telégrafo, radio, televisión, Internet, etc.) refleja más allá de un acelerado desarrollo tecnológico, el modo en que los mensajes se han hecho cada vez más independientes de emisores y receptores.
La independencia entre el mensaje y los actores de la comunicación, y su ubicuidad transcendiendo limites espaciales, temporales y culturales, implican la posibilidad de alterar e incluso de generar de modo artificial nuevos mensajes.

Llegados a este punto pueden producirse distorsiones en los procesos de comunicación personal y colectiva, que determinan una crisis de modelos, de cuya solución puede depender el curso que siga nuestra civilización.
Por un lado cada individuo dispone de mayor riqueza de vivencias y contenidos culturales y tiene a su disposición poderosos medios para comunicar sus ideas.
Por otro lado, estamos inmersos en una malla de mensajes y productos culturales que nos alcanzan y traspasan de tal modo en que resulta difícil seleccionar y filtrar lo que nos interesa, quedando expuestos a lo que otros quieren transmitirnos con el fin de cambiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

Intereses comerciales, políticos, religiosos o culturales pugnan por controlar los medios y aprovechar el poder que les brindan para influir sobre las masas para alcanzar sus objetivos. A medida que la sociedad se satura y percibe la manipulación de los mensajes que recibe, se desarrollan mecanismos críticos que pueden compensar los efectos perniciosos restando credibilidad o interés por determinadas fuentes, o generando mensajes alternativos.
Estos fenómenos puede acontecer de modo espontáneo o intencionalmente dirigido, y ser regulados mediante leyes impuestas por los gobiernos o por la respuestas que emergen de la propia sociedad.

En los párrafos anteriores he pretendido identificar una serie de puntos clave para la comprensión de la influencia de los medios de comunicación en la sociedad. Este análisis puede profundizarse y extenderse, como base para establecer pautas para predecir o controlar el modo en que los medios de comunicación puedan o deban ser controlados en los procesos de concienciación y cambio social que han de producirse para resolver las crisis medioambientales, políticas, religiosas y culturales que caracterizan nuestra civilización.

miércoles, 7 de febrero de 2007

Cambios sociales locales globales

El título de este artículo contiene una aparente contradicción: pueden ser los cambios sociales locales y globales a la vez?

El fenómeno moderno de la Globalización se apoya principalmente en la extensión a escala mundial de las redes de comunicaciones, que permite la difusión casi instantánea de cualquier mensaje a grandes audiencias.
Avances en las tecnologías de comunicación han mejorado el uso de recursos, el acceso a mayores audiencias y la disponibilidad de los mensajes durante periodos más prolongados.
Herramientas crecientemente poderosas (libros impresos, radio, cine, satélites de comunicaciones, y más recientemente Internet) juegan un papel importante en el cambio de estructuras sociales.
Aunque muchas veces los mensajes se diseñan para una audiencia restringida (con límites basados en criterios geográficos, temporales o culturales), la globalización de las redes de comunicaciones han roto los límites y los mensajes locales están frecuentemente disponibles para cualquier persona de cualquier parte del mundo (programas de televisión local son difundidos por satélites, periódicos locales pueden leerse en Internet, etc.).

En un principio podemos estudiar este fenómeno para entender los efectos sobre el comportamiento de las personas alrededor del mundo.
Por ejemplo, los modelos mostrados por los medios de comunicación (programas de televisión, películas, publicidad, etc.) tienen una fuerte influencia en las opiniones y hábitos de las audiencias, determinando los productos que compran y cómo los usan, las actitudes hacia la gente y la Naturaleza, etc.

Entender los efectos y comprender el modo en que se pueden usar los medios para controlar el comportamiento de la gente puede dar miedo a mucha gente.
Pero da más miedo cerrar los ojos y escoger la negación del tema esperando que nadie haga un mal uso de los medios, y confiar en que alguna fuerza mágica se encargue de mantener el equilibrio entre las oportunidades y los riesgos.

Es necesario mejorar nuestro conocimiento de la globalización de los medios de comunicación para ser capaces de usarlos como una herramienta poderosa en la solución de los problemas que ha contribuido a crear y amplificar.
No sólo estableciendo nuevas reglas y filtros que minimicen los efectos perjudiciales (de modo similar a las restricciones aplicadas a la publicidad del tabaco que pretenden detener la difusión del hábito de fumar) sino también estableciendo estrategias a largo plazo con el objetivo de conseguir mejoras en las estructuras sociales y la calidad de vida de los individuos.

Esta idea da un nuevo significado al lema “Piensa globalmente, actúa localmente”.
No sólo se trata del modo en que las acciones de una persona pueden cambiar el entorno natural.
También se trata de cómo la difusión de ideas y modelos de comportamiento a través de los medios de comunicación globalizados pueden multiplicar los efectos de un individuo mediante su influencia en otras personas.

miércoles, 31 de enero de 2007

¿Poner parches o tábula rasa?

Sin haber argumentado ni demostrado (aún) la gravedad de la crisis de nuestra civilización, podemos suponer que ésta es real y grave, y plantearnos qué tipo de soluciones podrían darse al problema.

Las soluciones a problemas tan complejos no pueden decidirse siguiendo impulsos sin reflexión previa, pues el riesgo es grande y las oportunidades de corregir errores pueden ser escasas (al menos en lo que respecta a soluciones globales).
Simplificando mucho, las soluciones posibles podrían clsificarse siguiendo una escala entre dos extremos:
- Mantener la situación actual, poniendo parches que remedien los síntomas más graves, confiando en que la tendencia revierta y de modo paulatino se restaure el equilibrio.
- Abandonar el sistema actual y haciendo tábula rasa concentrar todos los esfuerzos en el desarrollo de una nueva civilización siguiendo un modelo nuevo.

Según los valores y experiencias de cada uno, podemos sentirnos tentados por alguno de los dos extremos en mayor o menos medida, u optar por una solución de compromiso que combine ambas tendencias.
Dada la complejidad del problema y la amplitud de los plazos que exigen las soluciones, es comprensible que muchas personas no lleguen a percibirlo (o incluso se nieguen a reconocerlo) y en consecuencia no sientan ninguna necesidad de escoger.

Personalmente, mi opción es resolver el dilema buscando la solución más constructiva posible.
Mantener una situación crítica y poner parches sólo para paliar los síntomas más graves no es una forma de resolver problemas, y el coste de mantener una tendencia que consume cada vez más recursos y causa más sufrimientos es demasiado alto.
Pero echar el freno de golpe y suspender todo el tejido de una sociedad, por muy estropeado que esté, para dedicar toda la atención a la fabricación de un nuevo mundo supone no sólo un sufrimiento a corto plazo para quienes más dependen del sistema antiguo sino que también supone tirar juntas las cosas malas y buenas.

Por ello, creo que la solución más adecuada es comenzar la construcción de un nuevo modelo social antes de comenzar a desmantelar el antiguo, y planear una transición gradual en la que se minimice el riesgo de mantener los factores de desequilibrio y se maximice la conservación de los recursos más valiosos legados por una larga historia de evolución social humana (especialmente el conocimiento).

Mensaje de presentación

Bienvenido a este nuevo Blog.

Este espacio contendrá reflexiones y perspectivas sobre otro tipo de "Calentamiento Global" que afecta a la sociedad humana como el Cambio Climático afecta al entorno natural de nuestro planeta.

Los cambios en las sociedades humanas son tan naturales como los cambios en la atmósfera, litosfera y biosfera de la Tierra.
El ritmo y naturaleza de los cambios ocurridos en períodos históricos recientes están rompiendo el equilibrio natural, alcanzando niveles que implican riesgos para la supervivencia de muchas especies (incluidos nosotros mismos).
En un proceso paralelo (y de modo no completamente independiente), los cambios en las estructuras sociales se están aceletando de un modo incontrolado, lo que causa serios desórdenes sociales y personales y podría determinar la decadencia de una civilización.

Este Blog recogerá diferentes ideas y pistas que puedan ayudar a describir el proceso de "Calentamiento Social Global", desde los eventos colectivos (macroscópicos) hasta las anédotas personales (microsópicos).
A medida que crezca la evidencia y se identifican las características del fenómeno, seremos capaces de ofrecer una perspectiva estructurada que permita explicar los fenómenos observados y eventualmente proponer soluciones.

Este es un espacio abierto a cualquiera que quiera contribuir con noticias o reflexiones sobre el tema, porque yo creo que because la identificación y solución del problema debe ser un proceso colectivo.